Algunos indican que toda la vida. Otros, en cambio, que dura alrededor de 6 meses. Lo real es que de todos los sentidos, el olfato es el que más impacta y queda retenido en nuestro recuerdo. Cuántas veces te habrás dicho: “Este olor me recuerda a…”. El aroma logra asociaciones que tal vez otro de los sentidos no permitiría despertar de una manera tan profunda.